InternacionalNacionales

Biden ofrece a AMLO trabajar con equidad en economía, migración y contra la pandemia

De la crisis de salud por la pandemia, López Obrador y Biden determinaron profundizar la cooperación en las áreas de recuperación económica y salubridad para mejorar las capacidades de respuesta ante el covid-19.

WASHINGTON (apro) .- El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ofreció a su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, un trato de equidad y cooperación para abordar temas de interés común como migración, lucha contra la pandemia y recuperación económica.

“Hay una larga y complicada historia entre nuestras naciones, y no siempre hemos sido los vecinos perfectos”, comenzó diciendo Biden al inicio de la conversación virtual entre ambos mandatarios, con un grupo de reporteros como testigos.

“Estamos más seguros cuando trabajamos juntos, ya sea enfrentando los retos de nuestra frontera compartida o para controlar esta pandemia”, dijo el ocupante de la Casa Blanca a López Obrador, a quien recordó que cuando fue vicepresidente y visitó México, acudió a la Basílica de Guadalupe.

“Durante mis visitas conocí un poco de México y su gente, y presenté mis respetos a la virgen de Guadalupe; es más, tengo aún el rosario que tenía mi hijo cuando murió”, soltó Biden al arranque del encuentro virtual.

El presidente de México le agradeció su “confesión” de fe a la virgen de Guadalupe, de la que dijo que junto con Benito Juárez son dos símbolos de admiración en el país y representan un llamado a la pluralidad.

“Le doy las gracias por iniciar la conversación de esta forma, estableciendo que México es importante para usted. Es un placer saludarlo y es importante que basemos la buena relación en diálogo constante y periódico”, manifestó López Obrador a Biden.

Y agregó que espera un futuro de buenas relaciones y unidad no sólo por la geografía, sino por el comercio, la economía, cultura, amistad e historia, y sobre este último aspecto le mencionó que el país vivió 34 años de la dictadura de Porfirio Díaz.

“Él (Díaz) solía decir: ‘Pobre México, tan lejos de dios y tan cerca de Estados Unidos’. Yo puedo decir ahora que es maravilloso para México estar cerca de dios y no tan lejos de Estados Unidos”, resaltó.

Biden le explicó que cuando fue vicepresidente en el gobierno de Barack Obama se tomó la decisión de mirar a México con equidad y no como a una nación al sur de la frontera.

“Usted es igual que yo, y lo que haga en México y en lo que tenga éxito impacta dramáticamente al resto del hemisferio al que miramos igual”, insistió Biden, destacando el papel que tienen en Estados Unidos los migrantes, de manera especial los de origen mexicano.

“Señor presidente, estoy preparado para llevar hacia adelante nuestra conversación de hoy y por los muchos caminos en los que podemos trabajar juntos como vecinos y socios para confrontar los retos compartidos”, añadió el presidente de Estados Unidos.

Antes de que sacaran a los reporteros del salón donde se encontraba el presidente Biden e integrantes de su gabinete para la conversación con sus contrapartes mexicanos, se le preguntó si su gobierno compartiría con México vacunas contra el covid-19, pero no respondió.

La vocera de la Casa Blanca, Jen Psaki, ya había sido cuestionada sobre el mismo punto y declaró que no, que la prioridad del presidente de Estados Unidos era la inoculación de los más de 330 millones de habitantes de su país.

Posteriormente, al concluir la sesión virtual, la Casa Blanca divulgó una declaración conjunta de una cuartilla, dividida en tres puntos: la cooperación bilateral y multilateral sobre migración, la respuesta y recuperación tras la pandemia de covid-19 y el cambio climático.

“Acordaron colaborar conjuntamente para abordar las causas de la migración regional, mejorar el manejo de la migración y desarrollar mecanismos legales para la migración”, indica la declaración conjunta de los presidentes.

En este mismo inciso, dieron a conocer que se instruyó a la Secretaría de Relaciones Exteriores de México y al Departamento de Estado estadunidense involucrarse con los gobiernos de los países centroamericanos, sociedad civil y el sector privado para trabajar en contener el flujo migratorio.

“Promoviendo el desarrollo económico equitativo y sustentable, el combate a la corrupción y mejorar la cooperación entre las agencias de la aplicación de la ley contra las redes criminales de tráfico transnacionales”, se lee en la declaración.

De la crisis de salud por la pandemia, López Obrador y Biden determinaron profundizar la cooperación en las áreas de recuperación económica y salubridad para mejorar las capacidades de respuesta ante el covid-19, y de manera especial en la región de la frontera común.

Para ello colocaron como eje al Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), con el objetivo de lograr la recuperación económica, generar empleos, y mejorar los derechos laborales y las condiciones y protecciones a éstos, evitando la mano de obra forzada.

“Los líderes reconocieron los beneficios que da el abordar en el corto plazo la problemática de la contaminación climática y la necesidad de promover las energías eficientes”, concluye la declaración conjunta, donde se anotó su apoyo a la Cumbre Climática del próximo 22 de abril.

Para la plática con López Obrador, el presidente de Biden estuvo acompañado de sus secretarios de Estado, Tony Blinken; Alejandro Myorkas, de Seguridad Interior; Elizabeth Sherwood-Randall, subjefe del Consejo de Seguridad Nacional; Roberta Jacobson, su asesora y coordinadora de la frontera sur, y Juan González, su asesor para Asuntos del Hemisferio Occidental.

Del lado mexicano asistieron los secretarios de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard; Tatiana Clouthier, de Economía, Rosa Icela Rodríguez, de Seguridad y Protección Ciudadana; el Subsecretario de la Defensa, general André Georges Foullon Van Lissum; el subsecretario de Marina, almirante Eduardo Redondo Arámbulo; el embajador designado de México en Estados Unidos, Esteban Moctezuma Barragán; el comisionado del Instituto Nacional de Migración, Francisco Garduño Yáñez, y el jefe de la Cancillería de la embajada de Estados Unidos en México, John Creamer.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba