Nacionales

POLÍTICA Y MERCADOTECNIA EN NL: LA ESTRATEGIA DE LA FRIVOLIDAD

El triunfo electoral de Samuel García Sepúlveda, candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Nuevo León, hubiera sido imposible sin el apoyo de su cónyuge, la influencer Mariana Rodríguez, quien le ayudó a obtener los votos de los millennials y centennials de la entidad.

El triunfo electoral de Samuel García Sepúlveda, candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Nuevo León, hubiera sido imposible sin el apoyo de su cónyuge, la influencer Mariana Rodríguez, quien le ayudó a obtener los votos de los millennials y centennials de la entidad. En Twitter e Instagram ella se presenta como una atractiva mujer de éxito, despreocupada y superficial, “la amiga con la que se puede interactuar”. Este inédito fenómeno, a decir del consultor político Ángel Quintanilla, “demuestra que la forma tradicional de ganar elecciones ya no funciona”. Y sentencia: “Hoy, las redes sociales son las que movilizan al electorado”.

MONTERREY, NL.– “Ya no saben ni qué inventar: yo estornudo y Twitter enloquece”, dice Mariana Rodríguez en una videograbación que posteó hace meses en su cuenta de Instagram y se hizo viral.

En ese video publicado en octubre ella ignora a su marido, quien habla entusiasmado de los municipios de Nuevo León. En vez de retroalimentarlo, Mariana se desentiende de la pregunta y habla de su calzado anaranjado fosforescente: “¿Quieren ver mis tenis? ¡Qué tal! Fosfo fosfo”.

Aún antes de que se iniciara la campaña para gobernador que ganó su esposo Samuel García Sepúlveda, la influencer ya sabía la enorme atención que atraía con su marca, con la que ha construido una empresa de productos de belleza. Incluso ese resbalón, que provocó burlas hacia su marido, lo revirtió para convertirlo en su lema, y fue motivo de espectaculares que durante la campaña mostraba el águila de Movimiento Ciudadano fosforescente anaranjado.

Ahora que su marido será el próximo mandatario de Nuevo León por ese partido, Mariana –quien ahora firma sus apellidos como Rodríguez de García– ha llamado aún más la atención pues se desconoce cuál será su papel como la esposa del gobernador, quien rendirá protesta el próximo 3 de octubre.

No se sabe si asumirá el rol tradicional de la llamada primera dama, presidenta honoraria del sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) y a la sombra de su marido, o si será más proactiva y buscará proyección política propia y quizá un cargo de elección popular por su gran éxito en las redes sociales, como Instagram, donde tiene 1.7 millones de seguidores.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2329 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba