Nacionales

Agroindustria y gobierno, en pugna por el glifosato

El glifosato, un herbicida que en teoría ayuda a contener la maleza en los cultivos y es altamente criticado por su presunta nocividad, es el centro de una feroz pugna de la industria agroalimentaria y trasnacionales como Bayer-Monsanto contra gobiernos de varios países, entre ellos México.

El decreto presidencial de diciembre de 2020 para sustituir gradualmente el uso del glifosato en los cultivos del país provocó una lluvia de solicitudes de amparo por parte de empresas y asociaciones de agroindustriales, incluidas trasnacionales como Monsanto, que sostiene litigios al respecto en otros países. Aunque en mayo pasado se revocó la suspensión del decreto, la poderosa industria critica las políticas alimentarias de la administración actual, mientras que organizaciones ecologistas interpusieron recursos para apoyar en los tribunales la erradicación del herbicida. 

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- El glifosato, un herbicida que en teoría ayuda a contener la maleza en los cultivos y es altamente criticado por su presunta nocividad para el ecosistema y la salud humana, es el centro de una feroz pugna de la industria agroalimentaria y trasnacionales como Bayer-Monsanto –el principal fabricante– contra gobiernos de varios países, entre ellos México.

El martes 10 Bayer, de origen alemán y dueña de Monsanto, perdió en tribunales de Estados Unidos su tercera apelación a un fallo que determinó que su herbicida RoundUp provocó cáncer en el sistema linfático al matrimonio Pilliod, que contrajo el linfoma no hodkin después de tres décadas de usar el producto, que contiene glifosato.

El Tribunal de Apelaciones de California estableció: “Encontramos evidencia sustancial que respalda los veredictos del jurado. La conducta de Monsanto evidenció un desprecio imprudente por la salud y la seguridad de la multitud de consumidores que mantuvo en la oscuridad. Este no fue un incidente aislado; la conducta de Monsanto implicó acciones repetidas durante muchos años motivadas por el deseo de ventas y ganancias”.

El fallo también confirmó una compensación económica de 86.7 millones de dólares a la pareja.

El glifosato o N-fosfometilo (glicina), es un compuesto organofosforado inhi­bidor competitivo de la vía del shikimato, el cual permite la biosíntesis de aminoácidos aromáticos en plantas y microorganismos.

Su utilización en herbicidas de amplio espectro, como RoundUp, se ha incrementado desde 1974, según el artículo “El impacto y la toxicidad del glifosato y los herbicidas a base de glifosato en la salud y la inmunidad”, publicado en la revista especializada Journal of Immunotoxicology, hallada en la biblioteca virtual de la Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados (Cibiogem), con la literatura nacional e internacional más relevante sobre el tema.

El Cibiogem es un órgano del Poder Ejecutivo federal que se encarga, al más alto nivel, de establecer las políticas relativas a la seguridad de la biotecnología respecto al uso de los Organismos Genéticamente Modificados.

En 2017 la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer clasificó el glifosato como “probablemente cancerígeno” en humanos.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2337 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 15 de agosto de 2021.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba