Suspenden a magistrado encargado del caso del aeropuerto de Santa Lucía

Comparte esta información:

Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte

El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Arturo Zaldívar, informó en conferencia de prensa que el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) suspendió a un magistrado del primer circuito tras hallar graves inconsistencias en su situación financiera.

“Derivado de la política de cero tolerancia a la corrupción, ayer el Consejo de la Judicatura Federal suspendió a un magistrado de primer circuito por inconsistencias graves en su situación financiera”, dijo Zaldívar Lelo de Larrea.

Según fuentes judiciales, el magistrado suspendido es Jorge Arturo Camero Ocampo, presidente del Colegio Nacional de Magistrados y Jueces de Distrito del Poder Judicial de la Federación, quien es uno de los tres encargados de revisar, como última instancia, las suspensiones contra el Aeropuerto Internacional de Santa Lucía (AISL).

Se presume que en algunas sesiones, Camero había sido el voto disidente a favor de mantener suspensiones contra el proyecto por posibles afectaciones al medio ambiente y por falta de consulta previa a comunidades indígenas.

El presidente de la Corte aseguró que bajo su liderazgo el Poder Judicial emprendió una política para terminar con la corrupción en el ámbito judicial, a través de investigaciones, suspensiones y destituciones de los jueces involucrados en actos de ese tipo.

“Esto marca un antes y un después. El primer circuito del PJF había sido prácticamente intocable, es la primera vez que tomamos medidas y las seguiremos tomando, en esta administración no habrá intocables”, dijo Zaldívar.

“Si las investigaciones llegan a buen puerto verán que se rompió una red de corrupción muy importante en el primer circuito. Digamos que no le cuadran las cuentas (al magistrado)”, añadió.

Cabe recordar que el año pasado, Camero fue señalado de poseer una casa en la exclusiva zona de Paseos del Pedregal con un valor de 17.8 millones de pesos, equivalentes al total de sus ingresos de los últimos 6 años, la cual pagó de contado y puso a nombre de sus hijos.

Camero también ha sido cuestionado por la protección a uno de sus hijos, acusado de abuso a compañeros en el Colegio Westhill, cuyo dueño, el empresario José María Riobóo, es esposo de Yasmín Esquivel, actualmente ministra de la Suprema Corte.

(Con información de Reforma y Milenio)


Comparte esta información:

Te pueden interesar