En 2020 aumentará en $40 mil millones el gasto para salud, ratifica AMLO

Comparte esta información:

Alma E. Muñoz La Jornada
Sábado 12 de octubre de 2019.

Mazatlán, Sin., En la recta final de su gira por hospitales del IMSS Bienestar, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en que el artículo 4 de la Constitución, que garantiza el derecho a la salud, es letra muerta porque en realidad está mal todo el sistema de salud pública de nuestro país.

Al visitar el hospital de Villa Unión, ratificó que en 2020 aumentará en 40 mil millones de pesos el presupuesto para el sector, a fin de aplicar cuatro acciones que permitan mejorarlo: abasto de medicamentos y materiales de curación en unidades médicas rurales, centros de salud y hospitales –dando fin a la ratería que existía en su comercialización–; resolver la falta de médicos, especialistas y enfermeras; mejorar la infraestructura sanitaria, y basificación de trabajadores eventuales –iniciarán con 6 mil de 80 mil–.

López Obrador, acompañado del gobernador Quirino Ordaz y de integrantes del gabinete de salud, subrayó que cuando al presupuesto se le da un manejo honrado, alcanza para atender las necesidades de la gente, y agregó que en su gobierno ya no hay lujos ni sueldos altos.

Hay a quienes no les gustó y se ampararon, tienen el derecho de hacerlo, pero ya no vamos a permitir los abusos que se cometían. Vamos a bajar los sueldos de los de arriba, porque se están aumentando los de abajo. Justicia laboral, resaltó.

El Presidente voló a este puerto desde la Ciudad de México, después de que dio su conferencia de prensa en Palacio Nacional y grabó un mensaje para la reunión anual de industriales que se celebró en León, Guanajuato.

Tras su arribo al Aeropuerto Internacional de Mazatlán, donde fue recibido por el gobernador Quirino Ordaz, el mandatario federal pidió sonriente a ciudadanos y prensa no me apachurren tanto. Luego, dos trabajadoras de empacadoras de camarón intentaron por un breve instante frenar el paso de la camioneta que lo transportó, en busca de que las atendiera. Una le reclamó que había perdido dos horas de trabajo por esperarlo. Queremos vigilancia, le comentó otra.

En el hospital rural –el 75 que recorre de la red del IMSS el cual brinda atención a población abierta–, el Presidente recibió luego más peticiones. A través de una manta, servidores de la nación exigieron la destitución de la delegada regional, Lorena Tamayo Alcaraz, por corrupta y arbitraria, y un hombre del Centro Cristiano Bethel le demandó ayuda, junto con la frase plasmada en una cartulina: Viva tu Dios a quien tu sirves, señor ­Presidente.

Posteriormente, López Obrador se dirigió por carretera a Guasave –unos 340 kilómetros de recorrido–, para reinaugurar el estadio de beisbol Francisco Carranza Limón, de los Algodoneros de Guasave.

Eso no es cierto

En la caseta Costa Rica, productores lo interceptaron para exigirle apoyos federales para sus cosechas. El presupuesto viene bien jodido para el campo, le planteó uno. No, hombre, eso no es cierto… Lo que pasa es que es otro esquema, le respondió el mandatario federal.

Por la noche, en el estadio de beisbol lanzó la bola en el partido inaugural de la Liga Mexicana del Pacífico de su deporte favorito en el juego entre los Algodoneros y los Cañeros de Los Mochis; ponchó a Jesús Chito Ríos, considerado uno de los mejores pítchers en la historia de ese deporte en México. Antes, pronosticó que Astros será campeón de la Serie Mundial.


Comparte esta información:

Te pueden interesar