Internacionales

España cierra sus fronteras terrestres

Comparte esta información:

Madrid. Por primera vez en la historia desde la libre circulación de las personas en la Unión Europea (UE), el gobierno español, a través del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, anunció el cierre de las fronteras terrestres ante el avance sin tregua de la pandemia de coronavirus.

En menos de una semana, el Ejecutivo español, del socialista Pedro Sánchez, ha pasado de alentar y promover una manifestación multitudinaria en las calles para celebrar el Día de la Mujer, a decretar el “estado de alarma” y adoptar medidas de excepción ante la pandemia y sus estragos mortíferos en la sociedad. 

En una rueda de prensa urgente, el ministro del Interior español anunció las nuevas medidas que adoptó España, en coordinación con otros países europeos como Alemania, de cerrar a cal y canto las fronteras terrestres. Esto significa no dejar salir ni entrar por las carreteras del país a nadie, además de endurecer los criterios de circulación al interior del país, ya sean por carretera o al interior de las ciudades o pueblos.

El objetivo es que la gente permanezca el mayor tiempo posible en sus casas para que no se siga propagando el virus y se incrementen los contagiados -que ya suman más de nueve mil- ni los fallecidos, cerca de 300. 

La pandemia del Covid-19 sigue avanzando sin tregua en España, que en menos de 24 horas registró más de mil nuevos infectados, la mayoría de ellos en Madrid. El último informe del Comité de Gestión Técnica informó que la cifra que personas con positivo en la enfermedad son ocho mil 744, de las cuales 297 han fallecido y alrededor de un 40 por ciento necesitan atención hospitalaria.

Entre los nuevos infectados se encuentra la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, que se suma a una larga y diversa lista de dirigentes políticos afectados por la pandemia, como la ministra de Igualdad, Irene Montero, el vicepresidente catalán, Pere Aragonés, o el líder del partido de extrema derecha Vox, Santiago Abascal. 

Fernando Simón, el epidemiólogo español que está al frente de gabinete de crisis del gobierno español, explicó que tienen previsto que en los próximos días, y a pesar de las medidas adoptadas recientemente, seguirá creciendo de forma exponencial el número de afectados por la pandemia. Incluso calculan que habrá cada día hasta un 25 por ciento más de positivos que el día anterior.

Es decir que si hoy se registraron mil infectados más, la estimación es que mañana la cifra sea de unos mil 250. Y así hasta que empiece a variar la curva de propagación de la enfermedad, que podría tardar entre siete y un número indeterminado de días. Pero nunca menos de siete días. 

Las comunidades autónomas con más número de contagiados siguen siendo Madrid -con cuatro mil 165-, Cataluña -con 903- y Andalucía -con 554. Donde hay más porcentaje de afectados en función del número de habitantes son, además de Madrid, La Rioja, País Vasco y Navarra.

También es muy importante de cara al plan de choque el alto número de personas afectadas que requieren de hospitalización, más de un 40 por ciento, además de que actualmente hay 410 personas ingresas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) en estado crítico. 

Simón explicó que “sabemos como se puede controlar el virus y también sabemos que la situación ha ido cambiando. Es importante que las personas de los grupos de riesgo se protejan y se protejan mucho. Y tenemos que actuar conscientemente en que hay que mantener la tensión. Tenemos que buscar maneras de sobrellevar este periodo de la forma más adecuada porque lo cierto es que los periodos de cuarentena en la etapa final son complicados.

“Pero si aplicamos las medidas y seguimos a rajatabla las recomendaciones es muy probable que el impacto en la lucha contra la pandemia sea rápido y drástico. Los resultados se verán en tres o cuatro días como mínimo”. 

A pesar de las restricciones a la movilidad ordenadas por el gobierno español tras decretar el “estado de alarma”, en los trenes de corto recorrido de las principales ciudades, sobre todo en Madrid y Barcelona, se registraron en la hora pico varios momentos de aglomeraciones, que son precisamente el peor caldo de cultivo para que se siga propagando la pandemia.

El gobierno explicó que fueron trenes puntuales y que en general se registró un 25 por ciento de pasajeros en los vehículos del transporte público, lo que permitió que en la mayoría de los casos se mantuviera la distancia de seguridad. 

En el plan de choque también avanza el despliegue del Ejercito en todo el país, que ayudará en labores humanitarias y sanitarias, sobre todo en las zonas de mayor contagio y donde también se requiere apoyo en las labores médicas. Actualmente los militares ya están presentes en más de la mitad del país.


Comparte esta información: