Al MinutoROJAS

Renata Cabrera, Jueza corrupta

Comparte esta información:

De nueva cuenta la jueza, Renta Cabrera enfrenta acusaciones de violentar el debido proceso y los Derechos Humanos de los imputados

Escayola/Noticias Pichucalco, Chiapas a 22 de Abril de 2020.– Ni la pandemia del Covid-19 ha logrado que cesen los actos de corrupción en el Juzgado de control y enjuiciamiento del Municipio de Pichucalco. La juez Renata Cabrera Sánchez de nueva cuenta enfrenta acusaciones por violentar el debido proceso y los derechos humanos de los imputados, ya que conoce la carpeta de investigación antes de la audiencia inicial lo cual está prohibido por el código Nacional de Procedimientos Penales. La jueza en mención se ha convertido en la salvadora de los fiscales de la Región, ya que se comenta que perfecciona las carpetas de investigación, actúa por consigna y de manera parcial cuando los Ministerios Públicos no pueden acreditar el delito. Es el caso de tres jóvenes del Municipio de Pueblo Nuevo (José Luis N, Alonso N y Verónica N), que en fechas recientes fueron detenidos en un puesto de control en la entrada a la cabecera Municipal en Ixhuatán, acusados de transportarse en una camioneta. Marca kia, color gris, con reporte de robo en el Estado de Tabasco. El asunto llegó a manos de la Juez Renata Cabrera que violentado el debido proceso ordenó prisión preventiva oficiosa cuando el delito no está considerado como grave y además mediante su abogado los imputados acreditaron que no había riesgo de que se sustrajeran de la justicia. Aun así la jueza ordenó la medida cautelar de estos tres jóvenes a los que según lo manifestado por sus familiares le fabricaron el delito ya que ellos viajaban a bordo de un vehículo color rojo, del cual la autoridad jamás dio cuenta y que recientemente ellos lograron localizar en un retén del Municipio de Pichucalco. El abogado conocedor en juicios orales asegura que hay diversas inconsistencias en la carpeta de investigación, el fiscal del Ministerio Público no puede acreditar del delito del que acusan a sus representados, aun así la jueza se aventó el tiro. A Renata Cabrera, por algo le dicen “La reina de la corrupción”, cuenta con un largo historial delictivo. La presunta administradora de la justicia en Pichucalco ha vuelto a atraer las miradas con un hecho que evidencia su devoción por retorcer los renglones de la justicia y que además, pone en entre dicho la aplicación de la justicia en Chiapas. Parece que no le ha quedado claro el mensaje del Presidente Obrador cuando dijo que jueces y magistrados corruptos deben pensar que son otros tiempos. Mañana en la segunda entrega, daremos cuenta de los actos al margen de la ley de esta Renata Cabrera que debería estar en prisión, no libre y peor todavía impartiendo justicia.


Comparte esta información: