Internacionales

Trump polariza a EU con impeachment

Comparte esta información:

Foto: Twitter
El congresista demócrata Jeff Van Drew

Más polarizado, Estados Unidos entró el viernes 13 a una etapa más encarnizada de su lucha de la verdad contra la mentira

Gregorio Meraz

Más polarizado, Estados Unidos entró el viernes 13 a una etapa más encarnizada de su lucha de la verdad contra la mentira.

Por una parte, la Cámara Baja del Congreso, bajo control de los demócratas, aprobó el impeachment contra el presidente Donald Trump, acusándolo de abuso del poder en beneficio de su campaña por la reelección -presionando al presidente Volodímir Zelenski, de Ucrania, para que investigara a Joe Biden, posible candidato presidencial demócrata en la elección de 2020-, y de obstruir la supervisión del Congreso.

Por la otra, un autoritario y poco confiable presidente Trump, que usa todo el poder de su oficina para defenderse de los cargos en su contra, prohibiendo el cumplimiento de más de 70 órdenes de presentación de testigos o documentos al Congreso; además de ordenar que se investigue a quienes lo investigaron, elaborar reportes con información clasificada manipulada para cambiar la narrativa de su estrecha relación con oligarcas rusos y el Kremlin que -tal como les pidió- interfirieron en las elecciones presidenciales de 2016 en favor suyo, de lo que ahora presenta versiones diferentes, alejadas de la realidad.

La división generada por el juicio político es tan grande que, tras hablar con Trump, el congresista demócrata Jeff Van Drew, de Nueva Jersey, no solo no apoyará el procedimiento contra el mandatario, sino que traicionará a sus colegas liberales para unirse al Partido Republicano, lo que el jefe del Ejecutivo presentará como una victoria política.

Realidades alternas del pasado

Trump trata de proyectar la imagen de víctima de espionaje del FBI, aún cuando el fiscal especial, Robert Mueller, confirmó con evidencia que -monitoreando a espías rusos-, agentes del FBI vieron con sorpresa múltiples contactos de más de 20 miembros del círculo más íntimo de Donald Trump, como Paul Manafort, su ex director de campaña, ligado al oligarca ruso Oleg Deripatska, amigo del presidente Vladimir Putin, Carter Page; Michael Flynn, su ex asesor nacional de Seguridad; Rick Gates, Roger Stone… y otros, a quienes tratará de otorgar perdón presidencial.

En cuanta oportunidad encuentra, Trump ataca e insulta a líderes del Congreso que investigaron y aprobaron el impeachment, igual que a los testigos que confirmaron la denuncia del whistleblower de la CIA que denunció el abuso de poder y cuya identidad el Presidente exige sea revelada y que comparezca ante él, a pesar de que la ley protege su identidad.

Devoción a la mentira

Trump mantiene un control absoluto sobre todos los legisladores republicanos, cuya reelección depende de una base ciega que lo apoya y contra la que los legisladores, sienten… es imposible contradecir, por ello prefieren no actuar ante el asalto a la Constitución y numerosas violaciones del Presidente en todos los sentidos.

Republicanos, evangélicos y medios conservadores apoyan a Trump

Algunos analistas han llegado a pensar que el servilismo de legisladores a los que ofendió, igual que a sus familias, como Ted Cruz, Lindsey Graham y otros que ahora le son “incondicionales” podría deberse también a la practica del chantaje o política rusa de “Kompromat” (chantaje con información personal comprometedora) mediante información confidencial perjudicial que podría amenazar con difundir, destrozando sus carreras.

Además de los republicanos, Trump cuenta con un sólido apoyo de cientos de miles de oportunistas líderes evangélicos que han logrado reemplazar a jueces liberales por conservadores y ahora preparan una gran ofensiva para volver a criminalizar el aborto, contra la apertura a homosexuales y lesbianas, con el apoyo de medios de comunicación ultraconservadores, que bombardean con noticias alejadas de la realidad, a los seguidores de Trump, haciéndoles creer que se trata de “El Elegido” o “Enviado de Dios” que viene a “luchar para cambiar el orden mundial, confrontando a intereses transnacionales” que “tratan de destruirlo con una campaña de mentiras”.

Cacería de brujas y engaño

Tras las audiencias solemnes de impeachment, como la ocasión amerita, los demócratas expusieron detalladamente abrumadora evidencia y clips de testimonios, base de los dos Artículos de impeachment para remover al presidente Donald Trump, aprobados el viernes por 23 votos a 17 en una sesión de sólo 10 minutos, al cabo de 14 horas de maratónicos debates, a causa de tácticas dilatorias de los republicanos.

“Es una cacería de brujas, fraude y engaño” dijo Trump al recibir a su homologo paraguayo, Abdo Benitez, en la Oficina Oval; dijo que los demócratas que lo aventajan hasta por 17 puntos “son gente enferma y corrupta, igual que los medios que los apoyan” y calificó a los liberales como el Partido del Odio”.

Trump dice que impeachment es malo para EU y deben detenerlo

“No se hizo nada; nada fue equivocado. Es una cosa horrible usar la herramienta de impeachment que se supone es para una emergencia” agregó Trump, argumentando que “ha hecho más por Ucrania que Obama”, que “no se debe permitir” o que “es algo malo para el país”.

Y tratando de ocultar su rabia y frustración, dijo que “vio poco porque estaba viendo como avanzar con los Tratados de China y Norteamérica” pero que el impeachment “disparó su apoyo en las encuestas hasta el techo, igual que las contribuciones a su campaña”. Es falso.

La gran mayoría de encuestas dan puntos de ventaja a Joe Biden sobre Trump, como la Universidad de Quinnipiac, que lo coloca 9 puntos detrás de Biden, SurveyUSA da a Biden 13 puntos de ventaja sobre Trump, NBCNews/Wall Street da 9 puntos a Biden sobre Trump, ABCNews/Washington Post pone a Biden 17 puntos adelante de Trump, inclusive la cadena FoxNews, que generalmente apoya al presidente, lo coloca a 12 puntos de desventaja ante Biden.

Pleno de Cámara Baja aprobará antes de navidad el impeachment

Los Artículos, que serán sometidos a votación en el Pleno de la Camara Baja -y seguramente aprobados-, el miércoles o jueves próximos antes de Navidad, son:

1.- Abuso de Poder para beneficio personal, por haber presionado a Ucrania para que interfiriera en la Elección Presidencial de 2020, abriendo una investigación contra su posible adversario Demócrata Joe Biden a cambio de entregar la asistencia militar aprobada por el Congreso.

2.- Artículo es de Obstrucción al Congreso, por negarse a cumplir la entrega de documentos y comparecencias de sus funcionarios para testificar, de los que solo algunos desafiaron la prohibición.

El Senado tratará de revertir

En su turno, radicales republicanos pro Trump convirtieron la sesión solemne en un circo, ignorando pruebas y evidencia contundente, se enfocaron en ataques al proceso, insultos y acusaciones a los legisladores demócratas y a altos funcionarios y diplomáticos no partidistas de la Administración que testificaron, poniendo en duda sus versiones, saboteando las audiencias con gritos, peticiones sin sentido o -como Trump- exigiendo compareciera el whistleblower o denunciante confidencial, cuya identidad está protegida por la Ley Federal de Whistleblowers de 1986, todo, en aras de un “retuit” o una mención del presidente en su cuenta de Twitter.

“Votaré por el impeachment del Presidente, por su soborno y abuso de poder, violando la Constitución y poniendo nuestra seguridad nacional y nuestras relaciones internacionales en riesgo…”, dijo Tom Halleran, congresista demócrata por Nevada, uno de los legisladores de estados que ganó Trump en 2016. Otros demócratas han manifestado que votaran por uno o contra los dos artículos, para asegurar su reelección, enviando un mensaje confuso al electorado de EU.

Tras la inminente aprobación de los Artículos de impeachment en el Pleno de la Cámara Baja, el Presidente Trump será consignado al Senado controlado por los republicanos, donde en una sesión del Pleno, presidida por John Roberts, Magistrado en Jefe de de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, decidirá futuro del mandatario.

“No hay ninguna oportunidad de que esta Cámara votará por la remoción del Presidente”, dijo Mitch McConnell, incondicional de Trump, quién dijo que ya trabaja con el asesor jurídico de la Casa Blanca para que haga todo lo que quiera y considere conveniente”, dijo Mc Connell, cuya esposa Elaine Chao, es la secretaria de Transporte, involucrada en ilegal tráfico de influencias y corrupción.

Eso generó un sentimiento general de que el Presidente en lugar de ser removido será protegido, la abrumadora evidencia y testimonios serán ignorados como en la Cámara Baja y en lugar de analizarla seriamente, los republicanos y la Casa Blanca montarán un circo de 3 pistas como dejó ver el líder republicano luego que vergonzosamente y sin recato, anunció públicamente “que hará cuanto le pidan los abogados del presidente”.

Muy lejos de desempeñar el papel de un presidente del Senado independiente, que juró sobre la Constitución “respetar y hacer respetar las leyes que de ella emanan”, Mc Connell recibió indicaciones de la Casa Blanca, para girar órdenes de presentación de Hunter Biden, Alejandra Chalupa, ex-analista demócrata, posiblemente Rudy Giuliani, sus socios y hasta ex-funcionarios ucranianos, despedidos por corrupción a solicitud de la comunidad internacional, “para que hablen de la corrupción de los Biden”.

 “En el Senado podré hacer lo que quiera…” Trump

“Escuché a (Senador) Lindsey Graham quien es extraordinario y su declaración y me gustó … podré hacer … Haré cualquier cosa que yo quiera o haré lo que Lindsey y Mitch quieran, no importa” dijo Trump, amenazando a Adam Schiff contra quien dijo, ahora no puede actuar, pero un día dejará de ser Congresista”.

Algunos Senadores trataron de convencer al Presidente de hacer un juicio breve y sin contratiempos, para absolverlo y que le permita continuar trabajando en su campaña de reelección, pero Rudy Giuliani, su abogado con poderes plenipotenciarios, le convenció de preparar un circo de 3 pistas, en el que se cite a testificar a Hunter Biden, Alejandra Chalupa y hasta al Whistleblower, cuya denuncia confidencial accionó el juicio político en su contra y eventualmente, hasta a los funcionarios ucranianos despedidos del Gobierno por corruptos, para que acusen de corrupción a los Biden.

Giuliani acaba de regresar de Ucrania, a donde fue por cuarta ocasión, ahora desafiando la razón principal del juicio político contra el Presidente, en busca de información negativa de los Biden, que entregará en un reporte de 20 páginas a la Casa Blanca, donde estuvo el viernes pasado, al Departamento de Justicia y a Republicanos del Senado.

“El pueblo americano ya tuvo suficiente del engaño del impeachment” tuiteó Giuliani “esta es una cortina de humo para la corrupción de la Administración Obama-Biden y así lo comprobaremos pronto”, agregó.

Por indicaciones del Presidente Trump, William Barr, Procurador General, ordenó a Michael Horowitz, Inspector General del Departamento de Justicia, “investigar” y elaborar un Reporte Especial que entregó al Congreso, desvirtuando el Reporte Mueller y atacando al FBI, con una falsa narrativa sobre el origen del monitoreo de esa agencia federal a su Comité de Campaña.

“En el Reporte del Inspector General, podrán ver ésa horrible gente del FBI hablando de que debemos sacarlo, de pólizas de seguros, la póliza de seguro en caso de que ella perdiera, la deshonesta Hillary, quien es mas falsa que un billete de 3 dólares” dijo Trump.

El Presidente Trump también se siente más seguro, por lo que considera “respaldo de la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos”, que el Viernes anunció revisará la petición de la Casa Blanca, de mantener secretas las declaraciones de Impuestos de Trump, sus empresas y su familia, a lo que se han opuesto ya 3 magistrados y cortes Federales, que consideran que “el Presidente no es un Rey y su cargo no lo exime de cumplir las obligaciones que establece su cargo”.

Legisladores Demócratas que esperan que el mas alto Tribunal de la Nación, obligue al presidente a dar a conocer los secretos que ha querido mantener en secreto usando toda la fuerza del poder Ejecutivo.

La Suprema Corte de Justicia, que tiene ahora dos magistrados designados por el Presidente Trump, Neil Gorsuch y el controversial Brett Kavanaugh, analiza los temas mas controversiales en la historia moderna de Estados Unidos, por presión de grupos ultraconservadores.

El aborto, derecho de comprar armas sin restricciones, el futuro de los Dreamers, hijos de inmigrantes traidos a Estados Unidos cuando eran niños, así como los derechos civiles y laborales de la comunidad LBGTTI.


Comparte esta información: