Moy Montes

El capo mexicano ‘Rey’ Zambada afirma que pagó 5 millones de dólares a García Luna

El exsecretario de Seguridad Pública anunció que no declarará en el juicio que se lleva a cabo en su contra. El narcotraficante Jesús ‘el Rey’ Zambada ratificó que él mismo le habría pagado cinco millones de dólares en sobornos al exsecretario de Seguridad Pública de México, Genaro García Luna, para garantizar su complicidad con el Cártel de Sinaloa.

Zambada declaró este lunes en el juicio que se lleva a cabo en contra del exfuncionario mexicano en Nueva York y en medio de una fuerte expectativa, ya que durante el fin de semana se confirmó que sería el «testigo estrella» de la fiscalía.

Según el capo, la entrega del dinero se realizó en el restaurante Champs-Élysées de la ciudad de México. La primera vez le dio por un monto de tres millones de dólares; la segunda, fueron otros dos millones.

También aseguró que, con García Luna como director de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), durante el Gobierno de Vicente Fox (2000-2006); y luego en su cargo de secretario de Seguridad Pública con Felipe Calderón (2006-2012), el Cártel de Sinaloa se fortaleció porque recibía protección e información policial.

Zambada ratificó lo que contaron otros testigos: que García Luna habría permitido que se infiltraran sicarios en los operativos policiales que se llevaban a cabo supuestamente para combatir el narcotráfico.

Esta fue una de las jornadas del juicio que despertó un mayor interés, lo que se reflejó en la asistencia de más de 35 periodistas.

Además, por primera vez acudió el hijo de García Luna, un acaudalado empresario que lleva su mismo nombre. Hasta ahora, la única familiar en las audiencias había sido Linda Pereyra, esposa del exfuncionario. 

Recta final

Zambada tuvo un papel protagónico en el juicio contra el exlíder del Cártel de Sinaloa, Joaquín ‘el Chapo’ Guzmán, quien en julio de 2019 fue condenado a cadena perpetua en EE.UU.

En ese proceso, ‘el Rey’ reveló por primera vez que le había  entregado personalmente los millonarios sobornos a García Luna a cambio de que protegiera al Cártel de Sinaloa. Meses más tarde, las autoridades estadounidenses detuvieron al exsecretario de Seguridad Pública, quien ya vivía en ese país.

El ‘testigo estrella» es hermano de Ismael ‘el Mayo’ Zambada, uno de los principales líderes del narco en México que jamás ha sido capturado. Actualmente encabeza el Cártel de Sinaloa.

Los abogados defensores de García Luna se quejaron de la convocatoria de Zambada, al asegurar que se les informó «muy tarde» de la identidad de este testigo, por lo que no pudieron preparar el contrainterrogatorio. Pero el juez Brian Cogan igual permitió su declaración.

Minutos antes de que Zambada se sentara en el banquillo de los testigos, García Luna le dijo al juez que no declararía en el juicio, lo que terminó con las especulaciones sobre los riesgos que corría si se enfrentaba a las preguntas de los fiscales.

De esta forma el juicio se acorta y entra en su recta final, ya que se esperaba que concluyera a fines de marzo, pero ahora se prevé que a más tardar en dos semanas estará listo el veredicto del jurado.

Con Zambada, la fiscalía cerró la lista de 26 testigos que convocó al juicio contra García Luna, de los cuales ocho son «colaboradores», es decir, delincuentes que aceptaron declarar a la espera de algún tipo de beneficio legal, ya sea un recorte de pena, alguna libertad condicional o la libertad y permiso de residencia para ellos y sus familiares.

Historia

Por ser hermano del ‘Mayo’, Jesús siempre participó en la estructura central del Cártel de Sinaloa. Su nombre se hizo famoso en 2008, cuando fue detenido en México. Cuatro años más tarde, se concretó su extradición a EE.UU., en donde se declaró culpable de tráfico de cocaína.

Durante mucho tiempo no se supo nada más de él, ni siquiera la prisión en la que estaba detenido, hasta que logró un acuerdo con los fiscales del juicio contra ‘el Chapo’ y declaró en calidad de ‘testigo protegido’.

Gracias a ese pacto, poco tiempo después Zambada fue eliminado de la lista de narcotraficantes sancionados por EE.UU., quedó en libertad y su ubicación se mantuvo en secreto por seguridad.

Recién reapareció públicamente hoy al volver a los tribunales a inculpar a quien fuera uno de los funcionarios más poderosos de México.

Compartir

Este artículo ha sido visto 3594 veces.

Artículos relacionados