Moy Montes

«Nada está prohibido»: Macron no descarta el envío de aviones de combate a Ucrania

Entre los criterios para una eventual entrega de ese tipo de armamento, el presidente francés subrayó la condición de que no se use para atacar territorio ruso.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, afirmó este lunes durante una rueda de prensa, en el marco de su visita a La Haya (Países Bajos), que su gobierno no descarta el envío de aviones de combate a Ucrania.

Al ser preguntado al respecto, Macron respondió que «en principio, nada está prohibido», al tiempo que enumeró tres criterios para considerar un eventual suministro de cazas franceses.

Concretamente, para un envío de ese tipo Kiev debe presentar una «solicitud razonada» y garantizar que su entrega no conducirá «a una escalada» del actual conflicto  Asimismo, tendría que convenirse que los aviones no se usarían para ataques contra territorio ruso, sino para «ayudar al esfuerzo de resistencia». Finalmente, el suministro no debe debilitar las capacidades de las Fuerzas Armadas francesas, subrayó el mandatario galo, citado por el canal BFMTV.

«Esto según las solicitudes que se hagan, pero no sobre la base de rumores«, acentuó Macron, y agregó que el ministro de Defensa de Ucrania, Alexéi Réznikov, es esperado el martes en París para reunirse con su par francés, Sébastien Lecornu.

Primero tanques, ¿ahora aviones?

El tema del posible envío de aviones de combate a Kiev empezó a generar debates dentro de los aliados occidentales y está en el punto de mira mediático después del compromiso de varios países, como EE.UU., Alemania o Polonia, entre otros, de dotar al Ejército ucraniano con tanques Abrams M1 y distintas variantes del Leopard.

Particularmente, el sábado pasado Politico reportó, citando a fuentes al tanto del tema, que dentro del Pentágono cobra impulso una campaña encaminada a enviar cazas estadounidenses F-16 a Ucrania. A su vez, el canal BFMTV informó un día antes que Ucrania y Francia ya iniciaron negociaciones en torno a una posible entrega de cazas Mirage 2000 franceses. El medio indicó que el envío de cazas Rafale, más modernos, está excluido.

Entre tanto, Alemania manifestó que el tema de los aviones de combate no está sobre la mesa. «La cuestión de los aviones de combate ni siquiera se plantea. Sólo puedo aconsejar no entrar en una constante guerra de ofertas cuando se trata de sistemas de armas», señaló el canciller alemán, Olaf Scholz, en una entrevista para el diario Der Tagesspiegel publicada el 29 de enero.

Compartir

Este artículo ha sido visto 4953 veces.

Artículos relacionados